miércoles, 3 de abril de 2013

Pluma Roja.


Es la primera vez que cuelgo en mi blog algo que no es un relato o cualquier otra cosa escrita por mí, pero acabo de terminar de leer el primer libro de Olalla Pons, la persona que me animó a hacer este blog y quería dedicarle unas líneas a modo de crítica. No soy nadie para hacer tal cosa, pero me apetecía. La novela se titula “Pluma Roja” de ediciones Hades.


Después de leer la novela tengo que decir que Pluma Roja es algo más que una historia de amor —en realidad son dos—. Reconozco que empecé su lectura con el “rifle cargado” porque aunque he leído varias cosas de su autora y ella sabe que me gusta su estilo, me esperaba una trama edulcorada de principio a fin con algunos tópicos tan rosas como ñoños, pero… ¡guau! He de reconocer que te has lucido, Olalla.
Cuando empiezas a sumergirte en las letras de Pluma Roja, te trasladas por completo a dos épocas muy distintas pero con un fondo común. Cuando las dos partes —por decirlo de alguna manera sin desvelar nada— empiezan a mezclarse y el argumento comienza a tomar más cuerpo quieres saber más y más, entonces, ya no puedes dejar de leer. Al terminar un capítulo totalmente metido en una época y comenzar el siguiente en la otra, entras en la duda de cuál es la parte que más te gusta, pero conforme vas explorando las páginas y vas recibiendo dosis de misticismo, de aventura, de erotismo, incluso de violencia, pero por encima de todo amor, amor a la naturaleza y a las personas, vas entendiendo que ambas historias son necesarias y complementarias para hacerlas común.
Cuando eres aficionado a escribir pequeñas historias, valoras mucho más lo cuidados que están algunos detalles, las descripciones, y ese romanticismo para hacer de una frase con palabras clave, casi un pequeño poema, y en Pluma Roja hay muchos de estos pequeños poemas. Cuando la autora quiere hacer una descripción no se va a lo sencillo, no, utiliza una comparación armoniosa que, aunque parezca sencillo, es muy difícil poder reflejar sin que quede como mero adorno, refleja el sentimiento que pone al escribir y eso se valora mucho más.
En definitiva, que me ha gustado y por supuesto recomiendo a los amantes de la lectura que sean valientes cuando estén pensando en rascarse el bolsillo para comprar un libro. Y digo valientes porque lo fácil es decantarse por autores consagrados.
 Olalla, felicidades por tu trabajo y espero que pronto vuelvas a darme la noticia de que van a publicarte otra de tus historias.

Vicente Ortiz Guardado
03/04/13


Más información sobre la autora, aquí.


5 comentarios:

  1. Vicente, me alegro mucho de que hayas disfrutado con Pluma Roja. Lo cierto es que amo esta novela, le tengo mucho cariño, y me preocupaba mucho que no gustara a la gente. De momento veo que sí y es la mayor alegría que puedo tener. Y ya te lo he dicho muchas veces. Sigue escribiendo Vicente, porque lo haces muy bien. Hay talentos que no merecen quedar en la sombra. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sin haber leído el libro, me he emocionado con tu crítica, Vicente. Has descrito muy bien por qué debemos leer "Pluma roja". Olalla sabe que la admiro, lo que pasa que el tema de pelas en estos tiempos es chungo, pero intentaré hacerme con la novela lo antes posible.
    Y estoy de acuerdo con ella, debes seguir cultivando tu faceta literaria.

    Un beso a los dos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias.guapa!! No había leído tu comentario. Un besote. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, guapa, otro beso enorme para ti :)

      Eliminar